22.10.08

Bicho raro en el banco.

He llamado al banco para anular una tarjeta que me llegó por correo y que NUNCA solicité. Debo ser de las pocas que lo hacen, porque mi interlocutor, muy amable, se ha mostrado bastante sorprendido.
Además, creo que me he quitado un gran peso de encima, ya que la targetita de las narices (con perdón), entre otras maravillas ofrecía un servicio de alertas gratuito a través de SMS que realmente me daba repelús porque me convertía en ¡una esclava del dichoso plastiquito!
Pregunta: Las Bases de Datos de mi banco ¿son eficaces?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada